jueves, 5 de noviembre de 2009

Otro no tipico cuento de hadas

Hola gente!! bueno pues aqui les traigo un minicuento que una amiga y yo hicimos para la clase de español, no tiene nada que ver con Twilight, pero igual me gustaría que lo leyeran.
Besos!!

He vivido en un castillo durante toda mi vida y no podré salir de aqui hasta que no me case con el hombre que han escogido para mi. El es un príncipe, claro, no tolerarían que fuera un simple plebeyo.
El problema es que me lleva 20 años y so lo piensa en el mismo, además de todo, es chaparro, moreno y feo y no tiene los modales de un príncipe, otra cosa, está excedido de peso, no es de esos príncipes que ves en los cuentos de hadas, en realidad nada en mi vida es así.
Me acerco al espejo y me miro, creo que necesito a alguien digno de mi, que me trate como una verdadera princesa.
Llevo un hermoso vestido rosado y unas zapatillas de tacón, en unas horas, habrá un gran baile en el castillo, donde anunciarán mi compromiso con el príncipe Toribio. Qué desperdicio de vestido!!! ¿Esque ninca voy a ser feliz? Claro ya sabía la respuesta a esa pregunta.
-Toc, toc, toc.
-Pase
-Princesa Aurora, ¿ya está lista? -dijo mi nana Matilde.
-Si, ya me puede empezar a peinar -le contesté con un nudo en la garganta.
Me senté en mi silla y me comenzó a peinar, mientras una lágrima corría por mi mejilla. Mi nana Matilde es la persona que mas me conoce en el mundo. ¿Por qué las lágrimas siempre me traicionan?
Me limpió la lágrima con un pañuelo y me besó la frente.
-¿Qué sucede princesita? -voltee a verla a los ojos.
-Ya sabes que no quiero hacerlo -repliqué.
-No es justo que me obliguen.
-Pero es por tu bien, es lo mejor para ti y para el reino. A parte debes obedecer a tus padres, ellos solo quieren lo mejor.
-Quieren lo mejor para ellos, no lo que yo quiero para mi.
-Ellos quieren lo mejor para ti y fin de la discusión. No te muevas tanto, que no te puedo peinar así.
Me puse muy triste porque la única persona que me entendía, me decía lo mismo que todos los demás.
Terminó de peinarme y estaba lista para la recepción. Caminé hacia la puerta con paso vacilante y mejillas sonrojadas. El salón ya estaba lleno, solo me esperaban a mi. Mientras bajaba las escaleras todos se arrodillaban ante mí.
Fue entonces cuando lo ví, desde lo alto de las escaleras, era un hermoso príncipe. Era un hombre alto, rubio de ojos verdes y sonrisa arrebatadora.
Inmediatamente me vio, se arrodilló ante mi, terminé de bajar las escaleras y la banda empezó a tocar una música tan suave y lenta como la brisa de las mañanas.

Hace tanto tiempo que no me quedaba sin aire por alguien tan especial.

De pronto se acercó hacía mi, venía hacia acá!! Me tomó la mano, me la besó y dijo

-Alteza, ¿le gustaría bailar esta pieza?

-Claro que sí caballero -ahhh!! iba a bailar con él!!!

Entonces lo agarré de los hombros y el me tomó dulcemente de la cintura. Entonces empezamos a bailar al suave ritmo de la música. Era el momento perfecto, el más feliz que jamás había tenido, entonces algo sucedió:

-Llegó el momento más importante de la noche, el motivo por el que estamos aquí, haremos un anuncio, ¿Aurora puedes venir aquí? -dijo mi padre.

Apoyé mi mejilla en su hombro y derramé otro par de lágrimas. Era la hora de anunciar mi compromiso con el príncipe Toribio y olvidar a este principe perfecto que tenía a mi lado. Un momento así no podría durar para siempre, nada tan perfecto puede ser real, no todos los cuentos de hadas tienen un final feliz.



By: Paty & Dany


¿Qué les parece dejen coments y diganme si les gustaría que lo continuara?

2 comentarios:

yezzie dijo...

a mi me gusto mucho,me gustaria que lo continuaras =)

Emiily ♥ Sarcos dijo...

super linda, tambien una protagonista de mis historias se llama aurora, coincidencias :D